Cuero: Aunque no recomendamos mojar ni sumergir por completo el cuero, si necesitas limpiar una correa de cuero, basta con frotarla con un paño húmedo (no mojado) y dejar que se seque al aire.

Silicona/Goma: Utiliza un paño suave mojado en agua templada y detergente suave. Asegúrate de no usar productos abrasivos ni lejía. Después de hacer surf, asegúrate de aclarar el reloj con agua dulce.

Correas NATO: Utiliza un paño suave mojado en agua templada y detergente suave. Asegúrate de no usar productos abrasivos ni lejía. Después de hacer surf, asegúrate de aclarar el reloj con agua dulce.